Psicología
sindrome de peter pan humano

El síndrome de Peter Pan Humano: la inmadurez permanente

El síndrome de Peter Pan Humano, también llamado la niñez permanente, es un trastorno de la personalidad. Su principal característica es una clara inmadurez tanto social como psicológica. El individuo que lo sufre se niega a aceptar responsabilidades y convertirse en adulto.

Los pacientes con el síndrome de Peter Pan Humano tienen comportamientos problemáticos como rebeldía o sumisión, irresponsabilidad, dependencia, victimismo, narcisismo, falta de iniciativa, intolerancia a la frustración y dificultad para tomar decisiones. Son personas que suelen encerrarse en sí mismos, negadas a involucrarse en el mundo de adultos que les corresponde.

En pocas palabras, las personas que padecen este síndrome han quedado atrapados en su infancia, temen crecer y aceptar los roles que corresponden según su edad. Algo que afecta a su capacidad de llevar una vida normal.

Causas del síndrome de Peter Pan Humano

Su principal causa es la sobreprotección. La infancia de las personas con este síndrome ha sido demasiado fácil. Sus padres lo han protegido ante todo peligro, no han tomado decisiones, no les han dejado equivocarse nunca y les han dado todo lo que han pedido. Todo ello les genera su poca iniciativa, toma de decisiones deficiente, miedo al fracaso e intolerancia a la frustración.

Además, un gran porcentaje de casos ocurren cuando la persona es criada por una madre tóxica.

Existen otros factores que influyen en la aparición del síndrome de Peter Pan, como haber tenido una infancia tan feliz que el paciente se niega a abandonarla, necesitando aferrarse a ella.

O por el contrario una infancia con carencia de afecto. Una infancia completamente infeliz, en este caso el afán del paciente es tratar de recuperar aquel tiempo que considera perdido. Siente que no experimentó con frecuencia la alegría de ser un niño y todo lo que esta etapa encierra. De ahí la necesidad de querer vivir lo que no vivió.

¿Cómo prevenir el síndrome de Peter Pan?

La mejor forma de prevenir este trastorno está en manos de los padres. Puede que como padres, permitir que los niños se enfrenten a la realidad nos suene poco agradable: se harán daño, se frustraran, sentirán ira y tristeza en muchas ocasiones, pero será esto lo que les aporte las herramientas que les permitirán ser adultos sanos en el futuro.

Las exigencias excesivas o las conductas muy permisivas no suelen ser de ayuda, terminan afectando a la personalidad del niño. El pequeño debe sentirse querido y aprender que pese a sus errores, tiene posibilidades de corregirlos sin consecuencias. Debe quedar claro que el amor es la base de todo y que pese a que cometa errores o haga cosas que no nos gusten, siempre será amado.

En conclusión, el síndrome de Peter Pan Humano es simplemente el temor a crecer y a enfrentar la vida, un síndrome que aparta al paciente de la realidad. Su principal cura es cultivar en los más pequeños el amor a la vida, enseñar la normalidad de equivocarse y que es imposible no sentir frustración. Así comprenderán que la felicidad se puede experimentar durante toda la vida.

Si crees que tu mismo puedes estar sufriendo el síndrome de Peter Pan, este post te ayudará a saber qué hacer.

Si te ha gustado, compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Mira también

Frases de éxito profesional para impulsarte en tu trabajo

El trabajo es una parte importante en la ...

Lo mejor de Gente Tóxica

caracteristicas de las personas toxicas

Los mejores Test de Gente Tóxica

Los mejores test psicologicos de gente toxica

Danos un like!

Contacta con nosotros